Blogia
Turismo, Aragón y más

Pelotazo de ilusión

Pelotazo de ilusión

Estas últimas semanas están ocurriendo muchas cosas:

Se cerró la Z-40, los cercanías de Zaragoza estarán en marcha la semana que viene, parece que algo empieza a cambiar al "otro lado" y además Aragón y Francia gestionarán conjuntamente el túnel de Bielsa, se ha licitado la primera fase del Centro de Vuelo de Castejón de Sos y se celebró la Carrera de Montaña de Canfranc.

El trabajo sin horas y sin días en la Exp 2008 (entro a las 8:00, como en el trabajo y salgo muy tarde por la noche y esta semana he trabajado sábado y domingo también) casi no me deja tiempo para escribir.

En cualquier caso, todo el trabajo se vió recompensado con el subidón de ilusión que supuso ayer mi primer viaje en la telecabina de Aramón en Zaragoza. Es curioso como una pequeña experiencia puede llenar tanto. Os la recomiendo a todos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Fernando -

Una nueva experiencia, en el extremo contrario a Expo:

Ayer tarde salía yo de trabajar todo estresado en Calle Alfonso. Me acerqué al río a ver si el aire fresco me animaba. Cogí una de las bizis, cruzé por el puente de hierro, fuí por la margen izquierda hacia el embarcadero de Vadorrey. Crucé por el azud recién abierto (y funcionando, estaba cerrado y no veas como suena el agua que rebosa!) y volví cruzando la desmbocadura del Huerva a devolver la bizi en la parada de detrás de la Lonja. Me había quitado el estrés, e incluso años de encima. Genial. Es una pasada la ciudad que estamos construyendo. Te lo recomiendo.

Besos para todos también!

Carlos -

Gracias por el comentario. Hoy he ido yo por el Puente del Tercer Milenio con la bici y ha sido un paseo comparado con el camino alternativo que usaba hasta ahora. Cuídate y besos para todos.

Fernando -

La verdad es que hay ganicas de estreno. El viernes, de camino a casa de los yayos, nos desviamos a estrenar la Z-40. El sábado, subimos a Marracos usándola de nuevo, y cronometrando la vuelta por "el camino tradicional", tenemos que aprender y decidir y descubrir de nuevo Zaragoza. Hoy domingo, a pesar del virus estomacal ese de las narices que tengo, hemos estado de paseo con tus sobrinos, desde casa a la Expo por el puente del tercer milenio, rodeando la ronda del rabal y ranillas, para volver por la pasarela del voluntariado a coger el 42 en la Almozara. Un palizón. Mi tripa bien, gracias: la cara de ilusión de la gente, después del empeño que llevamos años poniendo, lo cura todo. Enhorabuena!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres